miércoles, 24 de agosto de 2016

Vamos a la sentencia, el Juicio es de todos

Este jueves 25 de agosto tres banderas, las de Memoria, Verdad y Justicia, se levantarán en lo alto cerrando un ciclo en el juicio más grande de la historia de Córdoba. Después de 3 años y 8 meses, el Tribunal Oral Federal Número 1 dará su veredicto sobre 43 imputados, más 700 víctimas de delitos cometidos durante la última dictadura Cívico-Militar en nuestra provincia, que signará a los responsables de un negro varieté de delitos que integran crímenes de Lesa Humanidad, que por su aberrante naturaleza ofenden, agravian e injurian a la humanidad en su conjunto.
Se negó la existencia de campos de concentración, se dijo que los desaparecidos eran una entelequia, que no estaban ni vivos ni muertos, que podían ser 9000 y no 30000, que las madres tendrían que haber cuidado mejor a sus hijos pero, finalmente, las estructuras del miedo, el silencio y de la complicidad corporativa se resquebrajó. Este Juicio convierte La Perla en un símbolo emblemático de una maquinaria represiva por tratarse del destino común de la mayoría de las victimas de la causa, una causa en la que hoy se vienen a sanar heridas de una sociedad que necesita conocer la verdad para poder construir un futuro en el que Nunca Más sea posible volver a repetir prácticas de aquel capítulo nefasto de nuestra historia. 
Es tan importante asistir a este encuentro de Memoria, Verdad y Justicia sobre todo por estos días en los que se observa la voluntad sagaz del nuevo gobierno Nacional que pretende asumir la historia con beneficio de inventario avanzando en un proceso de lo que han dado a llamar "Reconciliación Nacional". 
No hay reconciliación con la impunidad, ni Etchecolatz libre, ni con Milagro presa ilegalmente, ni con la criminalización de la protesta social; por eso hoy más que nunca debemos seguir unidos en esta lucha en la que se disputa la verdad o la mentira organizada y en la que todavía falta; faltan responsables, aquellos que no sólo fueron cómplices de los delitos, sino que resultaron beneficiados por el modelo socioeconómico de país que la dictadura vino a instaurar. 
Este juicio es de todos, este juicio da garantía de una Justicia que fue jurídicamente posible luego de la anulación de las Leyes de Punto Final y Obediencia Debida en el año 2005, a partir de la decisión política de Néstor Kirchner, desde entonces las argentinas y los argentinos hemos asistido a numerosos procesos judiciales por delitos de Lesa Humanidad a lo largo y ancho de todo el país. 
Es posible hablar de Justicia por la lucha inclaudicable de Madres, Abuelas, HIJOS y Familiares que no cesaron en 40 años y que despertaron a un pueblo que definitivamente ha dado la mayor sentencia que los condena con memoria activa para que Nunca Más vuelva a reinar en el suelo argentino la mafia del oscurantismo. 
La lucha contra la impunidad, entonces, ha sido una tarea conjunta de las instituciones y del pueblo argentino que nos convierte con mucho orgullo en un ejemplo al Estado de Derecho. 
Este 25 de agosto quedará signado en la historia de Córdoba y de nuestro país porque triunfará la verdad, la verdad como gran vencedora de todas las batallas, porque la verdad siempre trae a la luz, la verdad abre puertas y nos hace libres; y porque si algo hemos aprendido en estos últimos 40 años es que antes y después del dolor, hubo y habrá amor. 
Treinta mil compañeros desparecidos presentes, ahora y siempre.

¿Quién es Marco Adrián Forestello?
Marco tiene 24 años, es estudiante de Abogacía y se define como “militante peronista”. Contactalo a través de Facebook y Twitter.

No hay comentarios.: